lunes, 11 de julio de 2011

RAREZAS DE ALGUNOS LIBROS DE MI BIBLIOTECA

Dedico esta entrada a mi nieto Eric con la esperanza y el deseo de contribuir a su desarrollo intelectual personalmente cuando inicie su bachillerato y, si eso no fuera posible, dejarle los suficientes indicios para que pueda hacerse con el inestimable auxilio de la Mnemotécnia y las técnicas de estudio que le puedan llevar al éxito en sus estudios

1.  LUPOLDUS. DE IURIBUS ET TRANSLATIONE IMPERII. SEBASTIAN BRANT, VERSOS Y MNEMOTÉCNIA, ENTRE "DE ORATORE II" DE CICERÓN(63 a.C.) Y EL FÉNIX DE MINERVA DE JUAN VELÁZQUEZ DE ACEVEDO (1626)

En 1979 adquirí mi ejemplar del "Iuribus" al librero anticuario Gómez Flores, como ya conté en un post anterior. El libro tenía un error de catalogación consistente en una mala interpretación de la portada del mismo,  al principio, donde reza:

"In Lupoldi Bebenburgui Epitome
De Iuribus Regni &Imperij
Hexastychon Seba-
stiani Brant"

Al final del libro De Iuribus Regnii et Imperii, debía haber seguido el libro Hexastycon de Sebastián Brant  según podía deducirse del comentario en el catálogo y nota anexa al ejemplar, del librero en cuestión.
En realidad, un epítome es un resumen de lo esencial de un libro independientemente del lugar en que figure y, pese a que realmente, Sebastián Brant publicó un libro llamado Hexastichon, que luego comentaré; título motivado por el hecho de  que todo él estaba redactado con versos de seis pies, el sentido, en la portada del libro, era que su contenido lo resumía Sebastián Brant en el verso de seis piés que seguía a continuación, es decir un "Hexastychon", como puede verse en la reproducción digitalizada de mi ejemplar  que sigue a continuación:
Primera Página (Portada)
Digitalizado por mi mismo del libro de mi propiedad de mi biblioteca
El Hexastychon anunciado es pués el verso  que, siguiendo la costumbre de Sebastián Brant, como luego comentaré, cumple la función de un epítome, por condensar  en tan corto espacio el tema y alcance del libro en cuestión,  posibilitando, a la vez,  memorizar dicho contenido.



imperij que Iura foues Lupolde diserte
Iure tibi imperium Theutona gens que fauet
Quo pacto Graecis Gallisque corolla recaepta:& 
Germanis fuerit tradita rite doces
Pontifici caesar quid debeat imperio &quid
Pontifices sacro: per sua scripta probat.

Es decir: "El imperio y derechos  de las que habla Lupoldus  para  ti de leyes e imperio del pueblo teutón, cuyo pacto, como galos recibieron, el corolario, los ritos y costumbres de los griegos  que fueron tradición de los germanos, para enseñar al emperador cómo debe mandarlo  y que  el sumo sacerdote   prueba con sus escritos.

De igual manera el "Dystichon" e sea el dístico del Beato Arnoldo al lector,  aconseja:

Accipe Lupoldi studiose :haec scripta diserti
Antehac quae damno delituere graui

Es decir: "Estudioso de  Lupoldus, tomate seriamente  este discurso elocuente, antes de que el daño pueda ser grave". 
Pênúlrima págona con la fe de edición
Digitalizado por mi mismo del libro de mi propiedad de mi biblioteca
Antes de decidirme a adquirir el libro, me documenté acerca del mismo. Lo primero que saltó a mi vista fue que el hipotético error de catalogación del librero anticuario  hacía que, pese al precio considerable del mismo en el momento en que lo adquirí, hubiese sido mucho mayor de colegir el anticuario que estaba completo, por lo que me convenía adquirirlo. En segúndo lugar investigué en qué bibliotecas europeas y americanas había ejemplares y el resultado de mis averiguaciones fue en aquel momento y con las fuentes manejadas, que de la misma edición que el mio sólo se encontraba uno en la Biblioteca Nacional de París, porque tanto en nuestra Biblioteca Nacional, como en la de Reino Unido, e incluso en las bibliotecas de USA recogidas en el National Union Catalog, los ejemplares eran ediciones posteriores.

Institución
Posee
Edición y Año
Referencias
Biblioteca Nacional Española
Un ejemplar posterior
 Flaccius Ylliricus. Año 1566

Biblioteca Nacional Francesa
Un ejemplar igual
Mathias Schurerius año 1508
Pag 1024 Ref M 3957
British Lybrary
Dos ejemplares posteriores
Flaccius Ylliricus. Año 1566
Otro de 1566
Pag 358 Ref 707 a,1

Otro ejemplar posterior
Otro de 1609

USA (National Union Catalog)
Otro ejemplar posterior
1562
Vol 346 NL 0562899 NjP MH CU-L

Catálogo 36 de la librería anticuaria Gómez Flores en que, bajo el número 235,
 figura catalogado este notable libro del siglo XVI, el más antiguo de mi biblioteca

2.  EL TRATADO HEXASTYCHON DE SEBASTIÁN BRANT. UN MÉTODO MNEMOTÉCNICO PARA LA MEMORIZACIÓN DE LOS EVANGELIOS, BASADO EN EL CICERONIANO DE LOS "LOCI".
El método que empleaba Cicerón para recordar los temas de sus discursos, y el orden de exposición de los mismos, tiene su origen mítico en la Grecia clásica. Según recoge el propio Cicerón en el segundo volumen, capítulo 86 de su "De Oratoria", Simónides de Ceo fue contratado por el atleta Scopas, que había obtenido un laurel en los juegos olímpicos, para que compusiera un panegírico en su honor para el banquete ofrecido en su casa. El panegírico, que gustó mucho a los invitados, incluía una estrofa en que el poeta citaba a los gemelos divinos, Cástor y Pólux, Llegado el momento en que debía cobrar, el atleta le pagó tan solo la mitad de lo acordado, aduciendo que el resto debían pagarselo los Dióscoros, ya que si él había compartido con ellos el homenaje, era justo que ellos compartieran también los gastos. En esto, un sirviente anunció a Simónides que dos jóvenes le aguardaban en la entrada. Éste salió para atenderlos, pero no pudo ver a nadie En ese preciso momento se hundió el techo del edificio, desplomandose sobre todos los presentes, sin que nadie pudiese ponerse a salvo. muriendo el dueño de la casa y todos los invitados. Éstos quedaron tan desfigurados por la catástrofe, que sus deudos no podían reconocerlos. pero gracias a que Simónides recordaba la posición que ocupaba cada uno de ellos, pudo decir a sus deudos quien era cada uno. De ahí nace el método clásico empleado por Cicerón y los oradores de la antigüedad posteriores, hasta el siglo XVII, en que apareció un nuevo método. El clásico, como hemos visto, se basaba en visualizar los conceptos uniendolos a un lugar determinado que pudiese recorrerse en un órden inequívoco. El primero en dar forma metódica al procedimiento de Simónides de Ceo fue Metrodoro de Asia, citado por Plínio (Naturalis Historiae  i. VIII, c.24) así como por Quintiliano, (Inst. Orat. libro XI cap.2) quien nos cuenta de aquél que localizaba  360 ideas en otros tantos lugares. El procedimiento  fue recogido en el libro  "Rethorica ad Herennium" atribuido durante largo tiempo al propio Cicerón. Basaba este autor, la memoria artificial en imágenes colocadas en lugares específicos. Las imágenes eran recordatorios de los temas a tratar y los lugares eran sitios físicos, también en la imaginación, que pudieran traerse fácilmente  a la mente y recorrerlos en orden, como una casa o un gran edificio. 
Supongamos que un patrício romano visualiza en  una casa romana los "loci" de un salón, empezando por una columna de la entrada, siguiendo por el triclineo, una mesa con cestas de frutas, un ánfora etrusca y un arco que comunica con las otras habitaciones; con estos lugares fijados en su memoria trata de recordar los temas del discurso que se dispone a dar, en que hablará del mercado de esclavos, el próximo combate de gladiadores, un banquete en honor del cónsul, la buena gestión de las termas. y la próxima vendimia.
El romano visualizaría unos esclavos encadenados en la columna, dos gladiadores tumbados en el triclíneo, al cónsul comiéndose las frutas de la mesa, el ánfora etrusca llena de aguas termales, y la uva vendimiada apilada bajo el arco. El patricio, llegado el momento, iniciaría su discurso, más o menos de la siguiente manera:
En primer lugar quiero hablaros del comercio de esclavos y, cada vez que cambiara de tema recurriría a la expresión, "en segundo lugar" , "en tercer lugar" ...y así sucesivamente. De hecho, parece ser que esta forma de expresarse deriva precisamente de estas fórmulas mnemónicas.
Esta técnica fue continuada por los grandes hombres y estudiosos del pasado con excelentes resultados, tanto por su sencillez como su eficacia, debida según investigaciones recientes, al equilibrio entre los dos hemisferios cerebrales, el izquierdo, racional, donde se fijan los lugares y se ubican las figuras y el derecho, sede  de las emociones al que da vía libre Así era corriente ver a los estudiantes recorriendo las catedrales y edificios singulares para fijar los numerosos temas que debían memorizar en los abundantes detalles que esos edificios ofrecen.
Hasta el siglo XIII no se vuelve a hallar referencia Tanto Roger Bacon (Arte Memerativo) como Raimundo Lulio (Ars Generalis) tratan de nuevo de la memoria  A finales del siglo XV, en 1491  aparece un libro famoso de Pedro de Ravena que tuvo varias ediciones llamado  Phoenix Artis Memoriae (Venecia 1491) durante un tiempo se recomendó el uso de varias drogas recogidas por  Joan Michel Alberti Carrasiensis en su obra "De Omnibus augendae ingenii Memoriae" (Bolonia 1491) y en el XVI por  el médico Guillermo Gratarolis Bergomatis "De Memoria libellus" (Lundugni 1558). La mnemónica dejó de practicarse públicamente largo tiempo, transmitiendose como ciencia oculta hasta la propagación de la imprenta, en que aparecieron varias obras que no describian claramente el método, a fin de completarlo vía maestro-discípulo. Secretamente esos recopiladores destruian las obras originales, de las que en la biblioteca de Turín se conserva algún ejemplar extremadamente raro mientras que la mayoría se perdieron. Ello da especial relieve a la primera aparición entre nosotros, en 1624, del libro "El Fénix de Minerva" que describía clara y totalmente todo cuanto se conocía al respecto, su autor, Juan Velázquez de Acevedo, tuvo que vencer resistencias para llegar a publicarlo. y recibió el elogio del propio Lope de Vega. Al poco tiempo, en 1634 apareció el  nuevo método llamado aritmogramático, obra del matemático francés Hérigon recogido en su Cursus Mathematici, Paris 1634 tomo 2 cap XVII  bajo el nombre de "Arithmetica Memorialis" que atribuyó valores consonánticos a los diez primeros dígiros 0-9  para poder  memorizar números y fechas, así como cosas e ideas, en series que podían ser o no secuenciales. El método volvió a quedar reducido al área de conocimientos reservados hasta que Aimé Paris lo perfeccionó en 1834 y lo extendió por todos los paises de abecedario romano. A partir de ese momento se publicaron una enorme cantidad de manuales. Entre nosotros Pedro Mata afirmaba haber revisado unos 300 meros plagios la mayoría. 
El método ciceroniano de los "loci", sigue siendo ideal para la preparación de conferencias, reuniones de trabajo y charlas, por su simplicidad y características.
Una aplicación del método en el siglo XVI, fue la memorización de los cuatro Evangelios, recogida en el libro citado del célebre humanista alsaciano Sebastián Brant,  llamado Hexastychon, por emplear junto con el método de los "loci", la descripción de los hechos evangélicos a recordar valiéndose de  versos de seis pies en correspondencia con dichos "loci".
Los cuatro evangelistas son representados de la forma tradicional con origen en la visión del profeta Ezequiel; Juan, el águila, Mateo, el hombre, Marcos, el león y Lucas. el toro. Cada evangelio localiza en esas figuras los lugares correspondientes de la siguiente manera: El primer lugar es la cabeza, el segundo el pecho, el tercero bajo la cintura, el cuarto las piernas el quinto el brazo izquierdo y el sexto el brazo derecho.
A continuación se representa la primera figura de cada uno de los evangelistas en dicho libro, con las imágenes correspondientes a recordar, ubicadas  en los lugares o "loci"
Primera de las tres figuras del evangelista San Juan para un total de 9 puntos a recordar
(BayerischeStaatsBibliotek. Ejemplar publicado en 1502)

Primera imagen de las cinco del  evangelio de San Mateo, para un total de 28 puntos a recordar
(BayerischeStaatsBibliotek. Ejemplar publicado en 1502)
Primera de las tres imágenes del evamgelio de San Marcos, para recordar un total de 16 puntos
(BayerischeStaatsBibliotek. Ejemplar publicado en 1502)


Primera de las 4 imágenes del evangelio de San Lucas, para recordar un total de 24 puntos

(BayerischeStaatsBibliotek. Ejemplar publicado en 1502)

En primer lugar, debe notarse que el aspecto de las figuras tiene, además de su valor artístico, una evidente intención de impresionar ya que ésa es una de las leyes para retener algo en la memoria, superar la indolente indiferencia. Para comprender cómo se sirve Sebastián Brant del método de los "loci", aplicado a los seis lugares localizados en cada una de las figuras. que representan a través de su icono . el Evangelio de cada evangelista. centrémonos en la segunda figura; Un hombre, con alas como el resto de figuras, lo que le da el aspecto de ángel,  representa el Evangelio de San Mateo. En la primera posición, marcada con el número 1, es decir, en la cabeza del ángel, aparece el propio angel más pequeño frente a Jesús, para evocar el punto primero del primer capítulo del Evangelio, en el que San Mateo describe la genealogía de Jesús

Mateo 1

  • 1 Libro de la generación de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham...
A continuación, en el lugar número dos, es decir, en el pecho, vemos la imagen de tres coronas para evocar la descripción de la visita de los tres Reyes Magos, en el capítulo segundo del Evangelio de Mateo

Mateo 2

  • 1 Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén,..
En tercer lugar, vemos una pila bautismal, que nos evoca a Juan Bautista, según el primer punto del capítulo tercero de Mateo, que reza:

Mateo 3

  • 1 Por aquellos días aparece Juan el Bautista, proclamando en el desierto de Judea...

Ya en cuarto lugar, vemos la figura del diablo que tentó a Jesús. según cuenta Mateo en su capítulo cuarto. En sus manos y en el suelo, unas piedras para recordarnos que, siguiendo los puntos primero a tercero de dicho cuarto capítulo, tentó al Señor invitándole a transformar las piedras en pan

Mateo 4

  • 1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo.
  • 2 Y después de hacer un ayuno de cuarenta días y cuarenta noches, al fin sintió hambre.
  • 3 Y acercándose el tentador, le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes

Llegados al quinto "loci", el brazo y mano  izquierda del hombre, vemos que sostiene un libro para invocar la enseñanza que Jesús hizo iluminándonos, con las bienaventuranzas, según describe el evangelista en dicho capítulo.

El total de figuras del hombre, es decir, del Evangelista Mateo, es de cinco. Las cuatro primeras llenan los 24 primeros capítulos con los seis puntos correspondientes, y la quinta y última recoge los capítulos 25 a 28, es decir cuatro "loci" llenos, para terminar así con la totalidad de capítulos del Evangelio según Mateo.

El resto de figuras siguen idéntico método y constan de:

  • Un total de 3 águilas para los  veintiún capítulos del Evangelio de Juan ( 6 la primera, 6 la segunda, 9 la tercera) 
  • Un total de 3 leones para San Marcos para cubrir sus 16 capítulos (6 la primera figura, 6 la segunda y 4 la tercera)
  • Finalmente, 4 toros representando a Lucas para cubrir los 24 capítulos del Evangelio según Lucas, (6 cada figura de la primera a la cuarta)
El método se explicita en los "Hexasthycon", es decir, en los hexámetros que llenan con sus versículos, cada uno de los puntos que las imágenes fijan y evocan.

Naturalmente, el método moderno, es decir, el aplicado a partir del establecimiento del método llamado aritmogramático, debido a que asigna letras a los números según el esquema siguiente establecido para nuestra lengua que recomendamos vivamente, a fin de conservar la tradición que arranca del primer tratado, continuada en sus respectivas obras  por Pedro Mata (Manual de Mnemotécnia ,Madrid 1845) Salvio Aliu Serra  (La Magia de la Memoria, 3 volúmenes Palma de Mallorca,1952) , José María Sierra de Luna (Mnemotécnia Madrid 1967) y Salomón Witty (El Libro de la Supermemoria, Madrid 1992) 

   1         sonido          t  - d
  2         sonido          n - ñ
  3         sonido          m
  4         sonido          r - rr
  5         sonido          l - ll
  6         sonido          g - j
  7         sonido          c - k
  8         sonido          f
  9         sonido          b - p
10         sonido          s - ch

seguido del método de la cadena, o enlace con imágenes que usan dichos sonidos a través del correspondiente número, cuyos primeros eslabones son:

   1         Tea
  2         Heno
  3         Humo
  4         Aro
  5         Anillo
  6         Ajo         
  7         Oca
  8         Huevo
  9         Pié
10         Taza
.....         ......

A los que se une la imagen de lo que quiere ser recordado, logrando la ventaja respecto del método clásico, de poder recordar números y fechas así como listas, en orden ascendente o descendente y salteadas.
Naturalmente, quienes usamos el método mnemónico también podemos, en algún momento, usar el de los "loci" para discursos y conferencias, combinado con éste último para cada punto concreto, es decir, la técnica seguida por el humanista Brant con sus hexámetros. antes del establecimiento universal del método aritmogramático. 
3.  STILUS CAPIBREUIANDI. (Per Franciscum Solsona, Notarium Publicum Barcinone. In Aedibus Iacobi Cortey Barcinone, 1561
Este bello libro del siglo XVI, editado en mi ciudad en 1561 por el judio Jacobo Cortey, lo adqurí a la librería anticuaria Balaguer, cuando todavía se encontraba en las callejas que circundan la catedral, antes de desplazarse a su ubicación actual en el ensanche,  atraido tanto por su bella encuadernación  en pergamino a la italiana, como por la notable peculiaridad que presenta en su página XXIII, donde figura la única forma redactada en lengua catalana de entre el resto en latín, por cuanto las características de estilo y forma del  mismo lo hacían más cercano al catalán hablado hoy  en Barcelona que otros libros de mi biblioteca editados en el siglo XIX, anteriores a la reforma de Pompeu Fabra.




 
                        




Pronto habría de descubrir otra rareza en este ejemplar. Pasó por las manos de uno de los mejores restauradores de Barcelona, quien lo desmontó, lavó y posteriormente tendió, para secarlas, las hojas del libro, en el que, a continuación  incluyó  hojas de respeto de papel de la misma época, y entretejió  un pequeño desperfecto en una de ellas, es decir, completó la  restauración del libro que lo dejó con un aspecto magnífico, frente al ejemplar de la Biblioteca de Cataluña, que sobre estar fatigado, acumula la mugre de cuatro siglos eliminada del mio. 
Bien, pues debido a este proceso, ocurrió que una de las hojas a cuyo dorso estaba otra fuertemente pegada para ocultar lo en ella escrito, se despegó levemente, poniendo de manifiesto tal cosa. Acudí a la Biblioteca de Cataluña para comparar ambos ejemplares y, aun después de 450 años, seguía inseparablemente pegada la misma hoja en el ejemplar de la biblioteca, cosa que solo podía descubrirse al tacto. Hablé con la bibliotecaria para contarle esta peculiaridad y me facilitó un instrumento especial para tratar de leer el texto oculto. Desgraciadamente no pude llevar a cabo mi propósito y al presente sigo sin saber qué oculta la página errónea o censurada, corregida con tan original procedimiento.


Para la redacción del presente trabaho se ha manejado la siguiente bibliografía:

  1. "Lupondus De Iuribus et translatione imperii",  Argentoraci, 1508 (de mi biblioteca privada)
  2. "Stilus Capibreuiandi". Barcinone, 1561 (de mi biblioteca privada)
  3. Pedro Mata: "Manual de Mnemotécnia" Madrid,1845 (de mi biblioteca privada)
  4. Salvio Aliu Serra "La Magia de la Memoria" en 3 volúmenes Palma de Mallorca, 1952 (de mi biblioteca privada)
  5. José María Sierra de Luna: "Mnemotécnia" Madrid, 1967 (de mi biblioteca privada)
  6. Salomón Witty: El Libro de la Supermemoria Madrid 1962  (de mi biblioteca privada)
  7. Enciclopedia Espasa, vol 35 pág 1148 a 1159, Madird 1981 (de mi biblioteca privada)
  8. Hexastychon Sebastiani Brant in memorabiles euangelista[rum] figuras, [Pforzheim], 1502 (BayerstaatsBibliothek Münchener Digitalieserungszentrum))
  9. The National Union Catalog Pre 1956 Imprints vol 346 NL 0562999 NjP MH CU-L (de la Biblioteca de Cataluña)
  10. Catálogo de la Biblioteca Nacioonal Francesa: Lupold von Bebenburg 1024  [M3957(de la Biblioteca Nacional de Cataluña)
  11. British Lybrary Catalog pág 358;  707 a.I. (de la Biblioteca de Cataluña)
  12. Diego Gómez Flores:  Catálogo 36 (de mi biblioteca privada).



                                                                 © Todos los Derechos Reservados
Safe Creative #1107199705033