viernes, 14 de julio de 2017

UN LIEBESTOD INSUPERABLE EN UN MARCO DE ENSUEÑO

Para muchos wagnerianos las interpretaciones norteamericanas, mas en concreto, aquellas del MET (Metropolitan Opera Haus) son un consuelo a la mkayoría de las europeas con contadas excepciones. Efectivamente, nada hay que frustre mas a un auténtico wagneriano que tener que soportar puestas en escena que contradicen el espíritu y la letra del arte total que el maestro llevó a cabo. Wagner había previsto y desarrollado perfectamente todos los aspectos operísticos de su obra y cambiar una parte cualquiera de las mismas es un delito contra el buen gusto y la sensibilidad musical. Entre los grandes directores wagnerianos del MET tenemos a James Levin.

BERLINER WALDBÜHNE


JAMES LEVIN
Pero lo que resulta verdaderamente inolvidable es ver la versión orquestal de la muerte de amor de Isolda en un marco mágico como el del Berliner Waldbühne. Pues bien el video que sigue registra el evento con una calidad excepcional de sonido e imagen algo dismin uida por el cambio de formato del primitivo DVD a MP4