miércoles, 31 de diciembre de 2008

EL AÑO QUE TERMINA

¡Fin de año! ¡Cuántas cosas pueden turbar la paz del alma, en determinados momentos de la vida! No es la menor la mezquindad, materialismo y escasa espiritualidad, del mundo con el que nos ha tocado bregar. Por ello, ningún antídoto mejor que la belleza de la música, y el espíritu cristiano de nuestra cultura occidental. La Navidad ha vuelto un año más, (con su carga de nostalgia del pasado y el recuerdo imborrable de los seres queridos que ya no están a nuestro lado) y nada plasma mejor su espíritu, vivido en el interior del alma, que la inmarcesible belleza de la música de Bach.

"Bereite dich Zion" del "Weihnachtsoratorium" de Bach, en la voz de la bellísima contralto Angelika Kirschlager. La música sublime, y el encanto y la gracia insondables de la mujer, eternamente deseada, eternamente buscada, eternamente inalcanzable. Si existe el cielo, no puede ser muy distinto. Resulta dificil creer que pueda superarlo.


Libreto entero del Oratorio: http://www.geocities.com/ubeda2002/bach/bachbwv248.htm

4 comentarios:

Eva dijo...

¡Hola, Román!

¡Qué alegría leer una publicación tuya (por fín) y escuchar la música tan bonita que has elegido para despedir el año. Me parece que Angelika hace verdadero honor a su nombre y el lugar es apropiadísimo. Se me ha quedado una sensación muy alegre, aunque no sé si la letra será todo lo contrario (ya sabes que me gusta saber qué dicen, aunque la música esté, por supuesto, por encima del texto).

Sobre lo que escribes, he de decir que yo tengo confianza en la humanidad, en la evolución hacia un mundo más espiritual, más sensible y más justo. Será porque hoy he pasado el día escuchando música clásica y he sentido muy cerquita el cielo del que hablas. Y pienso: si hay Hombres y Mujeres capaces de construir algo así, es porque, en general, "el Hombre es Capaz". Otra cosa es que andemos despistados (tanto escuchar lo de la crisis económica...) y tardemos aún algo más en darnos cuenta de la verdadera crisis: la de valores. Pero, cuando seamos conscientes de ella, encontraremos las soluciones, recorreremos ese camino, estoy casi casi segura.

Bueno, mi amiguito precioso, dejo este deseo de felicidad para tí y tu familia en el 2009, y aprovecho para pedirte que sigas compartiendo tu luz con nosotros (y si más a menudo, mejor), porque tiene un brillo excepcional y no te lo puedes quedar para tí solito (jeje Esta es una de las claves del Mundo Mejor que imagino en mis ratos libres). Mil besos.

Román dijo...

¡Querida Evita, cuánto agradezco tu comentario! ¡Tú siempre tan atenta y generosa con tus amigos y seguro que con el mundo entero!

Como te he dicho repetidamente puedes fiarte de tu criterio porque lo tienes excelente. La alegría que despierta en ti ese ária es justamente lo que pretendía Bach al componer su Oratorio de Navidad, transmitir el gozo por del nacimiento de Cristo, y la contralto resulta en verdad angelical como su nombre pero a la vez delicadamente sensual, con una dulce sensualidad femenina exquisita, mesurada y elegante.

La letra por la que te interesas funde su bella sonoridad con la música y se oye así:

Bereite Dich Zion mit zärtlische Trieben
Den Schönsten, den Liesten
bald bei dir zu sehn

Deine Wangen
Müssen heute viel schöner prangen
Eile, Den Bräutigam sehenlischt zu lieben.

que significa lo siguiente, conservando el orden sintáctico alemán:

Prepárate Sión, con tiernos deseos,
Al bellísimo, al amadísimo, pronto a ver
Tus mejillas
Deben hoy aún más lindamente resplandecer
Apresurate, al prometido, ardientemente a amar

Claro, tan lindas palabras, deben en mi criterio, ser dichas por una mujer, no por un niño, (como en la versión de Harnoncourt con el coro infantil y de muchachos de Dresde, por otra parte mágnífico),así se une a la emoción de la música y la palabra la que la contralto siente y por ello transmite y realmente no sus mejillas sino su lindo rostro y su cuerpo entero resplandecen y cautivan.
Ello lleva a pensar sobre la profunda unión entre lo erótico y el lenguaje poético religioso explorado por nuestros místicos Juan de la Cruz y Teresa de Ávila y es lógico en cierto modo que así sea porque esas emociones que nos trascienden porque asientan en el alma, algo que no vemos, tienen que apoyarse en lo que se conoce y se ve, en nuestro soporte humano y lo hacen hermanando armonicamente lo psíquico y lo físico en la perfecta unión del sentimiento amoroso.
La belleza musical sin parangón la logra el genio de Bach haciendo hablar a la contralto y la orquesta. Fíjate como contetan a Angélika los oboes y la cuerda alternandose y cómo esa manera se distingue tanto de la prosa como de la poesía a la que transciende logrando una belleza tal que pone a quien la escucha a las puertas del cielo.

¡Feliz año nuevo, a ti y a tus seres queridos, mi muy querida amiga Eva!

Román

Paco Bailac dijo...

Preciosa musica para terminar y empezar el año. Tienes un blogg muy sensible,

Si te apetece y te interesa el coaching te invito a contactar con mi blogg

http://pacobailacoach.blogspot.com/
FELIZ AÑO NUEVO

Román dijo...

Gracias, Paco por visitar mi blog y por tus palabras tan amables como inmerecidas.

El tuyo, pese a estar en un área que no cae dentro de mis actividades me ha gustado mucho. Estaré al tanto de lo nuevo que vayas publicando en él
Román